INSOMNIO

Atisbos de cansancio golpean mi cuerpo,

cuando el día se apaga y el mundo se para,

quedo atrapada en mi confortable cama.

 

El silencio de la noche me perturba… 

desvelada,

trato de conciliar el sueño,

abrazada a la almohada.

 

¡Mi mente no calla!

 

Repaso, uno a uno los minutos de la noche pasada,

¿En qué momento me perdí?

¿Quizás hui?

¿Tal vez, desistí?.

 

Me odio a mí misma por no saber enfrentar mis fantasmas,

quiero rectificar, y quiero hacerlo ya…

 

¡No puedo esperar!

 

En está sonora madrugada,

con el sin sabor de tu ausencia,

en mi cabeza, comienzan a repicar las campanas;

Allá, a lo lejos, bajo la luz compartida de la luna,

siento tu transparente y dulce mirada,

te escucho, tragando palabras,

claras, concisas y atrasadas.

 

Desabrigada por tu presencia inesperada,

la singular sensación invade toda la habitación,

coincidiendo en la misma vibración.

 

Comprendo entonces,

que no me perdí, no hui y mucho menos desistí…

solo me rendí, pero ante ti.

 

¡Seguimos aquí!

 

Iluminada por las luces de la aurora,

en mis labios brota una serena sonrisa,

y por fin, el sueño tranquiliza mi prisa.

Insomnio

Un comentario sobre “INSOMNIO

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: