DESARMÁNDOME…

Navegando… los caminos que me llevan a tu lado.

Sonriendo… al escuchar el sonido de tu voz.

Compartiendo… tus chispeantes locuras.

Bailando… con tu ocurrente genialidad.

Estremeciendo… con cada palabra que brota de tu fascinante boca.

Volando… con la libertad de los audaces sentimientos.

Excitando… con las caricias que me regalan tus exactas manos.

Latiendo… con el encanto delicado de tus besos.

Habitando… en la fabulosa armadura de tu cuerpo.

Avanzando… por las fascinantes rutas del turbador deleite.

Desatando… las pasiones que nos acompañan hasta el alba.

Flirteando… con la chispeante luz de tus ojos.

Atravesando…  la trinchera de tus ardientes labios.

Buceando… en lo más profundo de tu arrebatadora mirada.

Ubicando… los puntos que atraviesan las fronteras del placer.

Levantando… la exaltación con un ímpetu abrasador.

Ocupando… los senderos serpenteantes de tu cuerpo.

Seduciendo… los sentidos con aromas cautivadores.

Obteniendo… el fabuloso hechizo que me embarga.

Vibrando… con la perfecta batalla de la fusión de nuestra piel.

Trepando… hacia las más altas cumbres.

Descansando… en la sublime protección de tus brazos.

Amaneciendo… en la confortable cueva de tu pecho.

 

Desarmándome

Navegando... los caminos que me llevan a tu lado.
Sonriendo... al escuchar el sonido de tu voz.
Compartiendo... tus chispeantes locuras.
Bailando... con tu ocurrente genialidad.
Estremeciendo... con cada palabra que brota de tu fascinante boca.
Volando... con la libertad de los audaces sentimientos.
Excitando... con las caricias que me regalan tus exactas manos.
Latiendo... con el encanto delicado de tus besos.
Habitando... en la fabulosa armadura de tu cuerpo.
Avanzando... por las fascinantes rutas del turbador deleite.
Desatando... las pasiones que nos acompañan hasta el alba.
Flirteando... con la chispeante luz de tus ojos.
Atravesando...  la trinchera de tus ardientes labios.
Buceando... en lo más profundo de tu arrebatadora mirada.
Ubicando... los puntos que atraviesan las fronteras del placer.
Levantando... la exaltación con un ímpetu abrasador.
Ocupando... los senderos serpenteantes de tu cuerpo.
Seduciendo... los sentidos con aromas cautivadores.
Obteniendo... el fabuloso hechizo que me embarga.
Vibrando... con la perfecta batalla de la fusión de nuestra piel.
Trepando... hacia las más altas cumbres.
Descansando... en la sublime protección de tus brazos.
Amaneciendo... en la confortable cueva de tu pecho.

Un comentario sobre “DESARMÁNDOME…

Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: