TE

Estremeciéndote de noche,

sorprendiéndote de madrugada.

 

Mordiéndote la piel,

susurrándote palabras,

bebiéndote la boca,

acariciándote el alma.

 

Ahogo tu deseo,

desarmo tu mirada,

comiéndote a besos,

deshaciéndote las ganas.

 

Desafiando tu razón,

queriendo…

me volvió a llamar tu corazón.

france9

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: