ARCOÍRIS

En el gris de mi vida, apareció el coloreado arcoíris,

yo apenas quería mirar, sus colores me deslumbraban,

me rodeaban.

Me gustaba mi gris,

¡Había paz en mi triste gris!.

El arcoíris iba atrapando mi espacio sin pedir permiso,

se dedicaba a colorear todo aquello que tocaba a su paso.

Un día, sus colores se derramaron,

se volcaron sobre mi lánguido y apagado gris.

Tuvo la osadía de llenar de color el amanecer de mi gris día,

sin preguntar, empezó a colorear los atardeceres de un tenue Sol frente a la playa,

Arriesgando, encendió la luz y dio color a la negra noche,

Atrevido y resuelto, prendió sin pensar la ausencia de incandescencia de la vela de la luz apagada.

El el gris de mi vida, apareció el coloreado arcoíris, 
yo apenas quería mirar, sus colores me deslumbraban, 
me rodeaban.

Me gustaba mi gris, 

¡Había paz en mi triste gris!.

El arcoíris iba atrapando mi espacio sin pedir permiso,
se dedicaba a colorear todo aquello que tocaba a su paso.

Un día, sus colores se derramaron, 
se volcaron sobre mi lánguido y apagado gris. 

Tuvo la osadía de llenar de color el amanecer de mi gris día,
sin preguntar empezó a colorear los atardeceres de un tenue Sol frente a la playa.

Arriesgando, encendió la luz y dio color a la negra noche.
Atrevido y resuelto, prendió sin pensar la ausencia de incandescencia de la vela de la luz apagada. 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: