ESPERA

Me senté a esperarte en el lugar de siempre
buscándote entre la gente,
anhelando cada uno de tus besos,
con el ansia que encendía mi pecho,

Sabía que regresarías,
algo había…
algo había, que me lo decía.

Los últimos rayos de Sol de aquel atardecer
anunciaron tu regreso al anochecer.
Los misterios del destino,
o sencillamente el camino.

Ahí estabas…
Y al mirarnos comprendí
que no fue espera lo que viví.

Espera

Me senté a esperarte en el lugar de siempre
buscándote entre la gente,
anhelando cada uno de tus besos,
con el ansia que encendía mi pecho,

Sabía que regresarías,
algo había…
algo había, que me lo decía.

Los últimos rayos de Sol de aquel atardecer
anunciaron tu regreso al anochecer.
Los misterios del destino,
o sencillamente el camino.

Ahí estabas…
Y al mirarnos comprendí
que no fue espera lo que viví.

Espera

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: