EL DESTINO Y MI NOVIO FRANCÉS

Hace muchos años tuve un novio francés…

¡Qué BUENORRO estaba el jodio francés!

Este caballero de brillante armadura, al igual que algún otro… tampoco se me ha olvidado.

francia

¡Hay gente que deja huella!!!

Fue un amor de verano intenso y fugaz… las vacaciones, la playa, el Sol, el calor, eso ayudó y mucho a forjar un bonito romance veraniego.

Tener 18 años y mucha tontería en el cuerpo, también ayudaron lo suyo y supongo que también tuvieron algo que ver las cervezas, los tintos de verano…

francia1

A los tintos de verano si es invierno… ¿Cómo se les llama? ¿Tintos de invierno?

O se pueden llamar igualmente ¿Tintos de verano?

france3

Bueno, a lo que iba…

Todas las condiciones que hicieron que fluyera el Summer Love, se dieron juntas y muy MAGNIFICADAS.

Igual que a los que entran en la casa de Gran Hermano, que por lo que cuentan, se le magnifican las cosas. Algo que yo nunca he entendido muy bien… debe ser algo así, como que lo viven todo con mucha intensidad… Vamos… lo que viene siendo una gilipollez de dimensiones mayúsculas…

giphy (23)

Pero para explicar esto… lo de “MAGNIFICAR” ¡Me vale!!

En base a esta teoría de los “maravillosos” concursantes de Gran Hermano, puedo decir que se dieron todas las condiciones ¡MAGNIFICADAS, MUY MAGNIFICADAS!

france6

No pudo ser de otra forma, tenían que estar muy MAGNIFICADAS, o eso, o que los tintos de verano los carga el diablo…. y me inclino más por lo primero.

Confieso, qué no sé como pudo surgir este “amour d’été”, con el importante problema de comunicación verbal que teníamos.

El resto de comunicación fluía perfectamente, pero la verbal…  ¡Uffff! ¡Un abismo había!!! Yo no sabía francés y él a duras penas chapurreaba español.

Llego el fin de las vacaciones y la triste despedida.

france16

Así que, con nuestra penosa comunicación verbal, decidimos escribirnos cartas o mejor dicho «Lettres d’amour»

Sí, sí… CARTAS, de esas que había que echar al buzón de correos, que estaban escritas de puño y letra y con sello comprado en el estanco. ¡De esas!

Con las cartas podríamos continuar nuestro romance en la distancia…

  • Amor de verano
  • Amor a distancia
  • Problemas de comunicación
  • Miradas ardientes que no necesitan palabras

Con estos ingredientes Nicholas Sparks te escribe una de sus novelas que más tarde será convertido en “peli patética” de esas que encantan a mi gran amiga Vicky.

Casi simultáneamente, mientras decidíamos escribirnos cartas, yo decidí que quería aprender francés y él decidió que quería hacerse amigo del idioma de Cervantes…

En fin, las cosillas del querer que te ponen la cabeza muyyyy tontaaaaa…

«¿QUÉ, QUÉ… TIENE QUE VER EL DESTINO CON AQUEL NOVIO FRANCÉS…?»

Pues sencillo, de una forma u otra mi vida siempre ha estado ligada a la France.

Primero, con el novio francés, por el cual yo decidí aprender algo del idioma de l’amour.

Después, ligada a la France, directa o indirectamente, me pasé mucho tiempo comprando vuelos semanales de una ciudad francesa a Madrid y vuelta. Esto me recordaba que no debía olvidar mi francés. (He aquí el destino haciendo su trabajo)

Más tarde, tuve un compañero y amigo que se llamaba Françes, ¿Casualidad?

france5

Hace relativamente poco, haciendo limpieza encontré todos mis apuntes de francés y hasta el diccionario. (Era una señal… seguro que lo era…)

Por último, el viernes pasado en el cumpleaños de mi amiga María me bebí todo el Moët de la fiesta, me llamaba… ¡No lo pude evitar!

france28

Podría haber bebido cualquier otra cosa, sin embargo, elegí la única bebida francesa que había.

giphy (11)

¡Aun siendo yo mucho más de un par de Mahous, que de champagne, decidí beber champagne!!! (Ahí estaba de nuevo, el destino haciéndome un guiño)

moet mahou.jpg

Hace unos meses recibí una llamada de un teléfono con prefijo francés, atendí aquella llamada sin mucho entusiasmo y con algo de desconfianza…

-¿Por qué me llamaban desde la France…?

lo deje pasar… pero un par de días más tarde recordé aquella llamada (el destino, otra vez haciendo de las suyas).

france24

Había quedado con la simpática persona que me llamo en hablar la semana siguiente, pero aun así decidí investigar, porque el destino y las señales no paraban de hacer “toc toc” en mi cabeza. Apenas unos días más tarde…

¡Recibí la gran sorpresa!!!

Y hoy por hoy puedo decir que esa llamada provenía de un lugar que en este momento me está brindando unas cuantas alegrías.

france27

El destino venía avisando desde los 18…  porque si el buenorro del francés no hubiese aparecido, poco o ningún interés habría mostrado yo por el idioma de l’amour, que dicho sea de paso, también me está viniendo ahora…

¡De nuevo La France se cruza en mi camino para hacerme feliz!

Así que diré:

Vive les Français! Vive la Tour Eiffel! Vive le Moët Chandon! Vive l’amour!

Y… ¡¡¡VIVA YOOO!!!

france30

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios .

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: