SAN VALENTÍN

Valentín, no paraba de firmar hábitos y sotanas con su nombre. Apenas podía caminar por la calle, tuvo que contratar un representante y una empresa para gestionar el merchandising.

Blog de WordPress.com.

Subir ↑